Tauro y Capricornio: ¿son compatibles?

Son dos signos destinados a entenderse y tener vivencias similares

Signos muy afines en su visión global de vida. Se entienden bastante bien en lo fundamental y comparten los mismos puntos de vista con relación a muchos temas, así se evitan luchas para decidir qué es lo que quieren y cómo. Muy importante para ellos porque son poco luchadores y les evita sufrimientos.
También tienen ideas claras y ambiciones personales. Ambos buscan tener una vida estable, sin alteraciones ni sobresaltos y procurarán asegurarse de que sea así. Les disgusta cambiar de vida y las inestabilidades.
Son muy ahorradores, le dan bastante valor al dinero y acumulan el máximo conseguido con su esfuerzo y sacrificio. Sobre todo Capricornio, que puede llegar a prescindir de casi todo por ir aumentando la cuenta en el banco. Tauro es más gastador pero comedido, no malgasta, cuando decide que quiere algo es porque tiene dinero de sobra. En este aspecto se complementarán perfectamente y se animarán mutuamente para llevar a cabo ese tipo de vida austero.
No son personas con muchas ataduras sociales, aunque Tauro las necesita más que Capricornio, e intentará no cortar la relación con nadie porque de vez en cuando le enriquece. Capricornio es mucho más individualista y restringe bastante las relaciones. Sólo establecerá uniones con gente con la que tenga mucha confianza.
Las riendas de esta unión las lleva casi siempre Tauro, porque es más decidido que Capricornio y cuando surja algún contratiempo el que tendrá que hacer frente a la situación, será el nacido bajo el signo del Toro. Además este último es más paciente en los temas sociales, porque la Cabra cuando se altera no sabe disimularlo. Tauro en confianza es muy obstinado, pero socialmente es muy diplomático y si encima quiere conseguir algo, soportará estoicamente hasta que lo consiga.

El inconveniente que les puede surgir es que como suelen ser poco comunicativos, no encuentren una vía para el entendimiento y que den por sabidas cosas que normalmente no han hablado. En cuanto los dos entren en esa dinámica de comprenderse por sus actos, sin hablar, será muy difícil romperla y conseguirán que la poca comunicación no importe porque se comprenden bien así. Tampoco manifiestan normalmente su cariño. No es que sean ariscos, ya que tienen un término medio, afectuosos pero sin ser pesados. Pueden dar imagen de cierta ternura sobre todo los Tauro, lo que hace que la comunicación con ellos sea fácil.

En pareja sus puntos de vista son parecidos porque los dos son posesivos y les gusta obtener dedicación plena. En este punto su compatibilidad es total porque piensan igual.

Por lo general se pueden acoplar perfectamente, sus planteamientos de vida son muy "con los pies en el suelo" en todos los órdenes. Quizás muestre más inquietud Tauro, pero no excesivamente, por lo que su unión puede ser sencilla, natural sin complicaciones, con una fidelidad total, y con la idea por parte de los dos de que sea duradera.

Más sobre: