La esposa del alcalde de Marbella confirma que su marido mantiene una relación sentimental con Isabel Pantoja

Maite Zaldívar se puso ayer, jueves, en contacto con el programa de Canal Sur 'Bravo por la tarde' para confirmar, serena y segura de sí misma, que su marido había abandonado el domicilio conyugal hacía un mes y que el matrimonio entre ambos había tocado a su fin.
La esposa de Julián Muñoz aseguró que, el pasado miércoles, el propio Muñoz la llamó por teléfono para poner fin a su matrimonio: «Me dijo que daba la relación por terminada, que no me metiese más en su vida y que hacía y deshacía lo que le daba la gana».

"Tengo las pruebas del corazón..."
A las preguntas de los periodistas sobre si confirmaba que su marido tenía una relación sentimental, dijo que sí, aunque "las únicas pruebas que tengo son sólo las que siente tu corazón».
Maite Zaldívar contó también que su esposo, Julián Muñoz, se ausenta todos los fines de semana de la ciudad «y que no es por motivos de negocios». De hecho, se mostró «casi segura» de que el idilio entre el regidor y la tonadillera comenzó cuando éstos fueron descubiertos en actitud cariñosa en el Rocío.

Un "idilio" que fue desmentido, de inmediato, en una rueda de prensa que organizó su esposo (ella se unió a la mesa, pero no dijo ni una sola palabra) para desmentir que su matrimonio fuera a romperse, porque "vivo con mi familia". Asimismo, Julián Muñoz, aprovechó la convocatoria de todos los medios de comunicación de la Costa del Sol para informar a los presentes que Isabel Pantoja había renunciado a ser imagen de Marbella por el revuelo que se había generado y que entre la tonadillera y él sólo existía una buena amistad.
Un mes después de aquella primera convocatoria de prensa, Maite Zaldívar disculpaba telefónicamente su presencia en la convocatoria de prensa diciendo que «nunca miento pero cuando comparecí en la rueda de prensa creía firmemente en mi marido. Ahora, todo ha cambiado".

Más sobre: