Gorbachov lleva al altar a su nieta, Xenia

La joven contrajo matrimonio en Moscú con su compañero de estudios, Kirill

Mijail Gorbachov ejerció de perfecto padrino en la boda de su nieta, Xenia, celebrada ayer en Moscú. Xenia Virganskaya, de 23 años, contrajo matrimonio con su compañero de estudios, Kirill Solod, de 21 años en una ceremonia a la que asistieron 140 invitados.

Soplaba un fino viento siberiano, cuando Xenia, del brazo de su abuelo, el ex presidente de la desaparecida URSS, Mijail Gorbachov, llegaba a uno de los llamados Palacios de las Bodas, un registro civil para matrimonios, donde esperaba impaciente ya, su novio, Kirill Solod.

El vestido de la novia
La novia lució un precioso vestido de seda firmado por Valatin Yudashkin, uno de los diseñadores más famosos y a la vez extravagante de la nueva élite rusa, y el novio, el clásico esmoquin negro. Tras la breve ceremonia civil, los recién casados junto a sus invitados se dirigieron al Gostiny Dvor, uno de los edificios más antiguos de Moscú, a sólo unos metros de la Plaza Roja de la capital rusa, que alquiló su abuelo, Gorbachov, y donde tuvo lugar el banquete nupcial. Tras la cena, la pareja partió rumbo a Italia, donde disfrutarán de su luna de miel.

Un año de noviazgo
La pareja se conoció en la Universidad de Relaciones Internacionales de Moscú, donde ambos estudiaban la carrera de Relaciones Públicas hace aproximadamente un año. Kirill, de 21 años, nació al norte del país y es hijo de un oficial de la Marina rusa.

Xenia es la hija mayor de Irina, la única descendiente que tuvo el ex mandatario ruso y su mujer, fallecida en 1999 a causa de una leucemia, Raisa. La joven, de 23 años, participó el pasado mes de diciembre en el Baile de Debutantes de París, donde fue presentada en sociedad junto al que es hoy su marido. Ya entonces la pareja mostró sus deseos de contraer matrimonio este año.

Más sobre: