David Beckham: 'Mi deseo en la vida es ser honesto, cuidar de mi familia y vivir nuestros sueños'

Son los personajes que más portadas ocupan en el Reino Unido. Todo lo que les sucede se convierte inmediatamente en noticia sin embargo, rara es la ocasión en la que David y Victoria Beckham permiten ser entrevistados. El pasado fin de semana la periodista Deborah Roberts emitía en su programa de la cadena estadounidense ABC la entrevista con la pareja más admirada de Gran Bretaña. Sus respectivas profesiones, la fama que siempre ansiaron, la extrema delgadez de Victoria y el fallido intento de secuestro ocuparon gran parte de la conversación.

David comenzó la entrevista comentando su deseo en la vida: "Ser honesto y muy orientado a la familia y vivir nuestros sueños". "Siempre soñé con ser un futbolista famoso y Victoria siempre quiso ser famosa. Todavía no sé si nos damos cuenta de lo que eso conlleva pero son cosas a las que te tienes que adaptar". Con estas palabras, David confirmaba que tanto él como su esposa han visto realizado su sueño de cuando eran niños, él ser un futbolista mundialmente admirado y ella ser ‘famosa’. "Yo- aseguró Victoria- quería ser como los chicos de la serie Fama. Sólo quería ser famosa. Quería ser una bailarina y después quise ser cantante".

’Fue un flechazo’
David comentó que se quedó prendado de su esposa cuando la vio en un videoclip junto a su antiguo grupo las Spice girls pero que los sofisticados ambientes en los que ella se movía no le hacían sentir especialmente cómodo. "Soy una persona muy tímida, y moverse en esos círculos intimida",comentó el deportista. Pronto Victoria consiguió que el joven criado en un barrio obrero de Londres se moviera con soltura en esos círculos que le atemorizaban e incluso se ha convertido en un icono de moda, estilo y glamour.

La pareja parecía vivir un cuento de hadas. Jóvenes, guapos, ricos y famosos, pero también tuvieron que soportar la otra cara de la fama. Cada vez que salían, se veían retratados en los tabloides británicos que comentaban despiadadamente sus salidas. Uno de los momentos más duros, según David, llegó cuando una publicación tituló "Victoria esquelética". Ella afirma que en ningún momento, a pesar de su delgadez, ha llegado a padecer bulimia o anorexia aunque reconoce que ha estado muy cerca. "Estaba muy obsesionada. Podía decirte que cantidad de grasas y calorías tenía cualquier cosa".

El pasado mes de noviembre, la policía británica desmanteló un fallido intento de secuestro de Victoria y sus dos hijos, Brooklyn y Romeo "Fue realmente horrible. Me llevaban dando vueltas en un coche a prueba de balas. No me dejaban llegar a casa. Tuvimos a policía haciendo guardia en casa las 24 horas del día" . Desde entonces, los Beckham reforzaron el equipo de seguridad que cuida de ellos y apenas salen de casa sin guardaespaldas.

Más sobre: