Francisco Ortiz, el hijo de Gunilla von Bismarck, un atractivo estudiante en Harvard

—Es decir,¿actualmente no tienes ninguna relación estable?
—Bueno, digamos que me divierto mucho, pero aún no tengo ninguna relación estable ni obligaciones.
—Y más adelante,¿te gustaría fundar una familia?
—Eso en todo caso. Me gustaría tener una esposa simpática y dos o tres hijos.
—Muchos no saben que tienes la nacionalidad alemana.¿Dónde te gustaría vivir con tu familia?
—Probablemente, en España. Marbella me gusta bastante. Además, así mi madre se podría ocupar algunas veces de sus nietos, como antes solía hacer mi abuela.
’Su amistad con la Familia Real Sueca’
—Tu abuela era la princesa Ana María von Bismarck. ¿Ella te educó también consciente de la historia?
—Entonces yo era aún demasiado pequeño. Mi madre me contó muchas cosas de los Bismarck, y mi tío, el príncipe Fernando, me dio unos cuantos libros muy interesantes sobre el tema.
—¿Has estudiado también las dinastías europeas? Al fin y al cabo, Su Majestad la Reina Silvia de Suecia es tu madrina.
—Sé tanto sobre las Casas Reales europeas como los demás. Pero el contacto con la Casa Real sueca es real. Con ocasión de todas las fiestas intercambiamos cartas y saludos.
—¿Conoces también a las hijas de la Reina Silvia,las princesas Victoria y Magdalena?
—Por supuesto, aunque sólo sea de forma superficial. En una ocasión me encontré con ellas en Estocolmo y en el Sur de Francia. Pero eso fue ya hace algún tiempo. Cuando me invitaban al palacio, me sentaban al lado de las princesas y de su hermano, Carlos Felipe, en una mesa para niños. Era muy divertido. Actualmente no tengo tiempo para viajar a Suecia. Tal vez haya alguna nueva ocasión en diciembre, con motivo del sesenta cumpleaños de la Reina Silvia.

Más sobre: