El ático abuhardillado del diseñador Ángel Schlesser

Sillas, porcelanas, cerámicas asiáticas, pintura... son los elementos de la decoración que más gustan al diseñador Ángel Schlesser, que ahora nos ha permitido fotografiar su ático abuhardillado de Madrid. Situado en el centro de la ciudad, en su interior destaca un ambiente cálido con un colorido tranquilo. Los tonos naturales abundan por todos los sitios.
Mucha luz y claridad que penetra, bien por el gran ventanal donde está situado el salón rectangular, o por las ventanas que hay en el techo. Schlesser ha conservado las vigas de madera que aparecieron durante la reforma y ha mezclado muebles de los años 50 y 70 con otros de diseño actual. Así, por ejemplo, en un mismo espacio conviven la famosa «silla huevo» de A.Jacobsen y una mesa de madera del siglo XIX. El sofá, tapizado en tonos crudos es de líneas muy rectas. Los materiales están elegidos para no romper la armonía.

Al conocido modisto —entre sus clientes se encuentra la infanta doña Elena — le gusta buscar objetos por los rastros. También colecciona numerosas piezas que se trae de sus viajes. El arte étnico y, sobre todo, oriental puede encontrarse por todos los rincones. El dormitorio principal es un gran espacio comunicado al fondo con el cuarto de baño, alicatado con cerámica artesanal color añil y azulejos blancos.

En esta zona también hay vigas de madera vista y luz cenital. La luz es muy importante para Schlesser, porque, según sus propias palabras, «cambia los espacios».Todo el suelo de la casa es de barro cocido antiguo. El dormitorio de invitados está igualmente decorado sobriamente.
Amante de los espacios amplios, diáfanos y luminosos, Ángel Schlesser, de origen santanderino, inició su andadura en el mundo de la moda en 1983.Un año después comienza a realizar sus propias colecciones para mujer desfilando con notable éxito en la Pasarela Cibeles y obteniendo premios importantes como la T de «Telva» al mejor diseñador novel en 1991.Cinco años más tarde abre su primera tienda en Madrid.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más