Jesulín de Ubrique: 'Es normal que soltara alguna lágrima en el nacimiento de mi hija'

El pasado viernes a las siete de la tarde, llegaba al mundo Julia, la primera hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, en la clínica del Sagrado Corazón de Sevilla. Doce horas antes, María José llegaba al citado centro clínico con las claras molestias que indicaban que el nacimiento de su hija estaba cerca.

El doctor Lorenzo Chacón, que la atendió durante el alumbramiento, aseguraba después que el parto había sido largo pero que tanto la recién nacida como la niña se encontraban en perfecto estado. "María José- afirmaba- se ha portado estupendamente. Ha sido un parto largo pero ella ha estado muy tranquila y serena. La más nerviosa ha sido la abuela". La abuela no es otra que Remedios Torres, madre de María José, que desde hace días se encontraba en El Bosque esperando el nacimiento de su nieta.

Jesulín tan sólo se ha separado de su esposa desde que ingresó en el hospital para dar a luz para torear en Marbella, ante la presencia de su padre, Humberto Janeiro, y su hija mayor, Andrea, que tiene tres años.

El diestro, muy emocionado, ofreció una rueda de prensa al día siguiente de nacer su segunda hija en la que explicó como había vivido la llegada al mundo de Julia.
- ¿Has pasado muchos nervios?
- No, tranquilo. Ella ha estado tranquila durante todo el parto. Ha sido un parto largo, llegamos aquí desde las siete de la mañana y afortunadamente todo ha ido muy bien. La niña está en perfectas condiciones y su madre está fenomenal. Todo ha sido un poco lento, pero tanto la niña como la madre están sanas y fenomenal.
- ¿Ha sido un parto natural?
- Sí, parto natural
- ¿Cuánto ha pesado y medido la niña?
- Ha pesado 3,100 kg y ha medido 52 centímetros
- Ha nacido varios días antes de lo previsto
- Sí, se ha adelantado unos días pero sin problemas. Cuando ella se encontró mal vinimos al hospital. Ingresó a las siete de la mañana
- ¿Tú la trajiste al hospital?
- Sí, estaba perfectamente la noche del jueves pero sobre las tres de la mañana se sintió un poco molesta. Llamamos al doctor y dijo que la trajéramos al hospital
- ¿Has sentido la misma sensación que cuando nació Andrea?
- Sí, al igual que la primera, mucha ilusión. Cuando se desea un hijo la ilusión se tiene desde antes de que nazca - ¿Qué hiciste en el paritorio?
- Mirar, observar, viendo toda la labor que ha hecho el doctor. Había un equipo bastante bueno que se ha encargado de todo
- ¿Has derramado alguna lágrima?
- Normal que soltara alguna lágrima, la sensibilidad la tiene uno tanto con la primera como con la segunda como con los que vengan
- ¿A quién se parece?
- No lo sé no le veo parecido con nadie tan pequeñita como es

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más