Blanca Romero aplaudió a su marido, Cayetano, en su debut como novillero

El debut como novillero de Cayetano Rivera Ordóñez reunió en Zahara de los Atunes a toda la familia Rivera. El patriarca Antonio Rivera tuvo a su alrededor a sus tres hijos vivos, Teresa, Antonio y Jose, Riverita. En la arena, junto a Riverita y Cayetano estuvieron Francisco Rivera Ordóñez y su primo José Antonio Canales Rivera, hijo de Teresa y también, como no podía ser de otro modo, Blanca Romero, la esposa de Cayetano Rivera.

Blanca siguió con su hija Lucía en brazos las faenas de Cayetano, primero solo y después con su primo Canales Rivera al alimón. Blanca, cuyo padre es novillero, había seguido durante meses el entrenamiento de su marido. En Salamanca, con el consejo de Rafael Romero, y en El Robledo de Bellasombra, la finca sevillana que Francisco Rivera, Paquirri dejó a su padre y sus hermanos y en la que Cayetano se preparaba para su debut ante la atenta mirada de su abuelo, Antonio Rivera.

Blanca se mostró feliz de ver como su esposo lidiaba los novillos, dos erales de dos años cada uno, acompañado de su familia y con la finalidad de recaudar fondos para que su padre, Paquirri, tenga un busto en Zahara de los Atunes (Cádiz), la localidad para la que Paquirri organizó un festival taurino con el único propósito de ayudar al Hogar del Pensionista.

Una vez concluida la tarde de toros, Blanca y Lucía se reunieron con Cayetano y juntos salieron a celebrar la gran tarde en la que Cayetano había tomado parte.

Más sobre: