Victorio & Lucchino, en su magnífica casa-palacio de Sevilla

Cada uno por su lado, sentían la inquietud y necesidad de expresarse en el mundo de la moda, hasta que un día se conocieron y unieron su talento y creatividad. Hablamos de José Víctor y José Luis, mejor dicho, de los conocidos diseñadores Victorio & Lucchino, los cuales nos han abierto las puertas de su magnífica casa-palacio de Sevilla. Mucho ha llovido ya desde que ambos comenzaran en el mundo de la moda. Tanto, que se ha inaugurado una exposición conmemorativa de sus 25 años en la profesión.

—¿Cuáles son los orígenes de esta casa?
—Es una casa que data del siglo diecisiete. Fue construida por un indiano, que trajo todas las vigas desde América. En la fachada hay un azulejo de la Virgen del Coral, que, como anécdota, podemos contar que concede indulgencia plenaria a todo el que more en la casa. La superficie es de aproximadamente mil metros, se encuentra ubicada en el casco antiguo de la ciudad, dentro del barrio de la judería, y está construida justamente encima del templo de Hércules y Diana.
—¿Qué fue lo que os atrajo de ella?
—Muchas cosas: su luz, la pureza del estilo, su estado de conservación y la tranquilidad que la rodea, al no oírse ruidos, tan sólo campanas y pájaros.
—¿Fue un «amor a primera vista»?
—Absolutamente. Un flechazo total, ya que en ese momento habíamos comprado otra casa y tuvimos que deshacer la operación para adquirir ésta.
—¿Tuvisteis que reformarla mucho?
—Mucho, y aún hoy nos quedan cosas pendientes. Las casas no se terminan nunca.
—¿Qué no puede faltar en una casa vuestra?
—Paz.
—Un olor siempre presente.
—Diferentes, según la época del año; pero, por supuesto, el olor es siempre una constante en nuestras vidas. Nos encanta.
—¿Os ayudaron en la decoración?
—No, ya que es una faceta más de nuestra vida. De hecho, en nuestra nueva tienda de Sevilla vamos a dedicar un espacio para el hogar y la decoración.

Más sobre

Regístrate para comentar