Norma Duval obtiene el divorcio: 'Estoy encantada de estar soltera'

Norma es una mujer escarmentada, pero también enamorada. No ha sido fácil para ella este último año y medio de su vida. Dieciocho meses en los que ha habido de todo. Más no se puede pedir. Grandes alegrías, sí; pero también grandes penas, como pueden ser la muerte de su padre y la pérdida de un hijo. También la ruptura de un largo matrimonio. Casi un «no va más ». Pero Norma Duval es una mujer fuerte. De puñetazo en la mesa cuando hay que darlo, pero seguro que también de caricia de seda. Acaba de recibir la noticia de su nueva soltería. Ha obtenido el divorcio de su marido y padre de sus tres hijos,Marc Ostarcevic.

Una noticia que la recibe con gran alegría, pero también con gran moderación. No es hora de rencillas y revanchas, tampoco de rencores. Son tiempos de ir hacia delante.

Cada uno en su casa
La relación con el empresario cinematográfico José Frade atraviesa por uno de sus mejores momentos. Una unión sentimental madura y adulta. Muy cerca el uno del otro, sí; pero cada uno en su casa. Al menos por el momento. Norma en la suya, la de siempre; con sus hijos, como siempre también. Frade aún continúa pendiente de flecos en el proceso de divorcio de su esposa, de la que se separó legalmente el pasado verano. Porque no es lo mismo un proceso de mutuo acuerdo, como el de Norma y Marc, que uno contencioso, el de Frade y Adriana.

Norma Duval no se pronuncia sobre si finalmente habrá boda o no. Dice dejar la decisión al devenir del tiempo. El corazón también tendrá mucho que ver. Ella lo sabe. Los sentimientos aguardan al acecho. Norma estuvo en Jerez de la Frontera visitando las bodegas del Real Tesoro. Se ha vestido de largo y también de gitana con los trajes de Amparo Mansia. Andalucía tira mucho. No hay que olvidar que su madre es andaluza. En la conversación que mantuvimos tras enterarnos de la noticia, Norma ha hablado un poco de todo, sobre todo de futuro, pero sin abrir de par en par la contraventana de lo que siente. Eso es ya historia porque hoy apoya su sentir en el alféizar de la cautela.

’He estado mucho tiempo casada
—Bueno Norma, ya tienes el divorcio.
—Sí, ya soy soltera. Me siento encantada.
—¿Te produce esta situación un nuevo sabor de boca?
—Estar soltera nuevamente significa no tener compromiso.
—Te refieres a no tener marido.
—Sí. He estado mucho tiempo casada, aunque también te diré que desde mi separación yo ya me sentía soltera.

Más sobre: