Kitín Muñoz: 'Quiero empezar nuevas aventuras que tenía paradas por Matarangi'

- El año pasado no sólo concluiste este proyecto en el que has trabajado tanto tiempo sino que también te casaste con la princesa Kalina de Bulgaria
- Desbordado. Fue muy emocionante. La boda fue muy emocionante, mucho. Una experiencia muy importante en mi vida y en nuestras vidas
- Kalina además ha seguido toda la expedición
- Ella ha vivido parte de la expedición. Ella estuvo tiempo con nosotros. En Sidi Ifni, donde yo nací, estuvo con nosotros para la ceremonia que allí nos habían preparado. Fue muy bonito. Las mujeres de la tribu bamrani le pidieron que se vistiera como ellas se viste para la ceremonia y aceptó encantada
- ¿Conocía ya Kalina Sidi Ifni y sus gentes antes de tu escala allí con Matarangi III?
- No y fue muy bonito. Como se ve en el documental fue muy bonito y más que el gesto de ser madrina lo importante es participar ser partícipe estar allí en Sidi Ifni en el pueblo bamrani con toda la gente participar en esa ceremonia yo creo que eso es lo que más ilusión hace. No es el típico concepto de madrina de un barco deportivo, va más allá
- Ese estilo de vida aventurero y solitario que siempre te ha caracterizado habrá cambiado desde que contrajiste matrimonio
- Yo creo que un hombre tiene espacio para todo y es muy importante saber respetar ese espacio como individuo. Yo creo que se puede tener todo no es incompatible. Así que en ese sentido no ha cambiado nada mi vida tampoco
- Te definías como nómada ¿tampoco eso ha cambiado?
- El nómada se lleva a la mujer (se ríe). Lo que sucede es que a causa de mi trabajo viajamos y no hay problema. Estamos encantados. Pero, por supuesto, tenemos nuestra casa. Lo que no tenemos claro es donde nos vamos a instalar definitivamente
- ¿Y ahí es dónde criaréis a vuestros hijos?
- Los niños llegarán cuando Dios los mande
- ¿Pasáis también tiempo en Bulgaria?
- Ella está muy inquieta por todo lo que se refiere a Bulgaria y quiere hacer muchas cosas por su país

Más sobre: