Una médico residente de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid mató ayer a dos personas, una compañera y una paciente, e hirió a seis personas más de diversa consideración. Hoy, cuatro de ellas permanecen ingresadas en la UVI. El que reviste mayor gravedad es un varón de 75 años, que se encuentra en estado crítico. La agresora ha sido trasladada por orden judicial a la Unidad Psiquiátrica del hospital Gregorio Marañón.

Según el parte médico facilitado por el director médico del centro, Manuel de la Oya, el paciente más grave sufre "una hemorragia persistente, shock refractario pese a la corrección parcial de la coagulopatía con hemoderivados, y se le ha reintervenido urgentemente. La situación clínica es inestable con soporte vital y el pronóstico es crítico".

Los sucesos ocurrieron alrededor de las 14.30 horas en la tercera planta del hospital. La agresora, Noelia, conversaba con sus compañeros y empuñó un cuchillo apuñalando en menos de cinco minutos a ocho personas, dos de ellas perdieron la vida. El personal del Instituto Anatómico Forense está realizando la autopsia a las dos víctimas mortales.

Más sobre

Regístrate para comentar