Entrevista exclusiva con Mar Flores que espera su segundo hijo

Momento muy especial
—En la cara se te nota todo eso que estás viviendo y sintiendo por dentro.¿Es que una felicidad de este tipo salta siempre a la cara, a la vista?
—No lo sé. Lo que sí puedo asegurar es que para mí es un momento muy especial porque hace diez años que he sido madre por primera vez, es decir, ha pasado mucho tiempo, y es una experiencia que, de repente, me parece como nueva otra vez. Quiero reseñar, por otra parte, que lo he pensado mucho antes de decidirme a dar el paso, lo hemos hablado mucho Javier y yo. También me gustaría comentar que yo he criado sola prácticamente a mi hijo, Carlo, y eso no deja de ser duro. Ahora, sin embargo, es una circunstancia totalmente diferente: se trata de un momento distinto, un momento compartido. Formamos una familia muy unida y eso me da mucha más seguridad.
—Por otra parte, aunque es tu segundo hijo, es el primero de una nueva familia, de una nueva y diferente situación y etapa en tu vida.
—Cierto, aunque ya sabes que el hecho de ser madre, que es lo esencial, es igual en una situación que en otra, porque lo que prima sobre todo es la maternidad en sí misma. Sin embargo, sí creo que es más bonito en este caso, porque, además, lo podemos compartir con otro hijo, con Carlo, mi hijo, y formamos así una nueva familia.
—¿Cuándo te enteraste de que estabas embarazada?
—Hace escasos días. La verdad es que antes de tener la confirmación del ginecólogo intuíamos algo. Sin embargo, hicimos la prueba en casa y resultó que no, que no estaba. Pero hace, como digo,escasos día fui al médico y me lo confirmó.
—Y lo primero que hiciste sería llamar a Javier para darle la buena nueva,¿no?
—No, no le llamé porque estaba conmigo. Nos enteramos a la vez.
—¿Cuál fue la reacción?
—Va a sonar, acaso, un poco cursi ,pero...nos miramos y nos sonreímos felices.
—¿Lo celebrasteis de alguna manera?¿Os fuisteis a cenar, al cine o a bailar...?
—Pues sí, nos fuimos por ahí. Por decirlo de alguna forma, nos dedicamos un día para nosotros solos.
—Tú, cuando, de vez en cuando, salían noticias afirmando que ya estabas embarazada, cuando en realidad, no lo estabas,¿qué decías, qué pensabas?
—Nada. Lo han dicho tantas veces desde que nos hemos casado, que era un poco una lotería, y de tanto repetirlo existía, incluso, la posibilidad de que en una de ésas acertaran, aunque no fue así.

Más sobre: