El mundo de la cultura llora la desaparición de Terenci Moix

La capilla ardiente con los restos mortales de Terenci Moix ha sido instalada hoy tarde en el salón de Ciento del ayuntamiento de Barcelona, tal y como era el deseo del escritor. Su hermana, Ana María Moix, sus familiares y sus amigos más íntimos, entre los que están la periodista y escritora Maruja Torres y la actriz Rosa María Sardá llegaban al consistorio antes de las seis de la tarde, hora prevista para que quedara abierta a los admiradores del literato la capilla ardiente.

Numerosas han sido las muestras de dolor y pesar que la familia de Terenci ha recibido desde que la pasada madrugada fallecía cuando se encontraba en su domicilio barcelonés. Los Reyes de España, don Juan Carlos y doña Sofía, hicieron llegar sus condolencias en un telegrama en que se destacaba la personalidad del escritor así la referencia que representa en la vanguardia de la cultura española.

Montserrat Caballé, íntima amiga de Moix, aseguraba hoy tras visitar a la familia del escritor en su casa: "Él no se ha ido, no se irá nunca. Está en nuestro corazón, presente en todo momento". Por su parte, Nuria Espert, perteneciente, asimismo, al círculo más cercano al autor, comentaba tras conocer su desaparición que le gustaría que se le recordara ante todo "como un gran escritor y después por su calidad humana, por su generosidad, por ser un hombre libre y por el bien que ha hecho a tantas personas al hablar de su vida privada".

Desde el mundo de la cultura, especialmente sus compañeros de profesión, también se ha llorado el fallecimiento de Terenci. Mario Vargas Llosa destacó: "Terenci estaba en un estado de permanente creatividad. Era un espectáculo en si mismo no sólo cuando escribía sino también cuando vivía". Lucía Etxebarría, por su parte, recordó"por la cariñosa nota que me envió cuando gané el premio Nadal y me cayeron las peores críticas, mientras algunos me trataron como una apestada, él fue encantador conmigo, un caballero y el único que lo hizo". Josep María Flotats añadió: "Es uno de los escritores más importantes de la literatura española. Era entrañable, encantador y amigo de sus amigos".

Más sobre: