El pintor vizcaíno Eduardo Úrculo falleció repentinamente en la Residencia de Estudiantes de Madrid a causa de un fallo cardiaco. El artista, de 65 años, y su mujer, Victoria Hidalgo, se encontraban comiendo junto a un grupo de amigos cuando "se desplomo de repente", tal y como aseguró el director de la Residencia de Estudiantes. Ni el médico José Sancho Rof, que era uno de los comensales que en un principio atendió a Úrculo, ni el servicio de urgencia pudieron hacer nada por salvarle la vida. Los restos mortales del artista serán trasladados hoy a las 10:00 horas al tanatorio de Tres Cantos.

Pintor y escultor, Eduardo Úrculo, uno de los artistas más destacados del arte contemporáneo español, dedicó toda su vida al arte en una incesante búsqueda de nuevas tendencias en estilos y materiales. Con un lenguaje muy personal, el artista hizo del sombrero y la maleta sus elementos iconográficos predilectos.

Una de sus últimas apariciones públicas fue el 8 de marzo, junto a la Reina doña Sofía, en la inauguración de su primera exposición en Pekín, organizada por la Sociedad Española de Acción Cultural Exterior donde se expusieron 50 obras suyas. Entre sus planes más próximos, tenía previsto exponer en la galería Salander O'Reilly de Nueva York. Y en los próximos meses, la Casa Real le iba a entregar la Medalla de Oro de las Bellas Artes.

Más sobre

Regístrate para comentar