Carmen Tello explica cómo vivió la suspensión de su boda con Curro Romero

Carmen Tello, esposa de Curro Romero, ha sido uno de los rostros populares que esta semana ha acudido a la esperada Feria de Valencia y lo ha hecho acompañando a su marido que es presidente honorífico de la plaza de esta ciudad. Allí, Carmen a concedió su primera entrevista tras contraer matrimonio y lo hizo en Día a día, presentado por la periodista María Teresa Campos, y que estos días se emitía desde Valencia.

Durante varias semanas, Carmen y Curro han sido permanente centro de atención. Primero por los preparativos para la celebración de su boda y después porque, a sólo veinte días de la fecha inicialmente prevista, el Faraón de Camas enviaba un sorprendente comunicado en el que anunciaba que se suspendía el enlace.

Finalmente, la boda tuvo lugar el 16 de febrero en Bellasombra, la casa que el torero tiene en Espartinas, con la única presencia de sus familiares directos y sus amigos más íntimos. El 1 de marzo, la fecha prevista en principio para la boda, tuvo lugar el banquete nupcial. Carmen, mujer que siempre se ha caracterizado por su discreción, recordaba hoy como vivió esos días en los que su situación personal centraba gran parte de la atención pública.

"Yo no sabía nada de ese comunicado que había salido. Yo estaba distribuyendo las mesas de cómo iba a ir la gente en la boda esa noche, cuando me dijeron que había un comunicado y yo dije: ‘No puede ser. Eso es un bulo’. Luego me llamaste tú - dice refiriéndose a María Teresa Campos- por la mañana y yo te dije no te preocupes que él volverá. Luego me preocupaban lo que dijeran de él".

- ¿Qué fue lo que pasó?
- Fue un pronto de él. Como es él y como soy yo. Pero él luego lo pasó muy mal. Yo creo que lo pasó peor él que yo
- Nunca te ha preocupado lo que pudieran decir o la situación en la que estabas cuando decían que quizá con tu actitud te olvidabas de la dignidad personal
- En la pareja y en el amor esa dignidad personal no sirve para nada. Tú tienes mucha dignidad y estás amargada. Pues yo lo tengo a él
- ¿Cómo se vive con mito?
- Para empezar el no se siente mito ni se siente un ídolo de nada, él se siente un hombre. Yo lo veo como mi marido. Mi persona
Carmen respondió también a los comentarios que sugieren que ella ha influido en el Faraón de Camas de quien dice que ahora lleva una vida más pública de la que antes llevaba: "Es un hombre feliz ahora mismo yo creo que yo a él le voy a dar todo lo que él necesita y voy a intentar que mi matrimonio dure para toda la vida a base de sacrificio y de mucho, mucho amor".

Más sobre: