David y Victoria Beckham quieren comprarse una mansión en Italia

David y Victoria Beckham quieren comprarse una casa en Milán. Por el momento, se desconoce cuál es el motivo por el que la pareja desea adquirir una vivienda en Italia, ya que posee una lujosa mansión en Hertfordshire, al sur de Inglaterra, valorada en cuatro millones de euros. Sin embargo, varios rumores apuntan a que el matrimonio podría estar planteándose irse a vivir allí si el capitán del Manchester United fichara por el Inter de Milán para la próxima temporada.

Hace unos días, la ex Spice Girl viajó a la capital lombarda con motivo de la Semana de la Moda y aprovechó su estancia en la ciudad para buscar una nueva residencia. La cantante contrató los servicios de dos agentes inmobiliarios para buscar un nuevo domicilio para su familia. Victoria se interesó por una serie de viviendas valoradas en más de cuatro millones de euros. Según las últimas informaciones, el matrimonio podría adquirir una lujosa mansión en el Lago Como, a una hora de distancia del centro de Milán. En esta localidad tendrían como vecinos a personalidades como George Clooney o Donatella Versace porque precisamente hay una propiedad a la venta entre las viviendas del actor y la diseñadora. "Está sería la casa perfecta para los Beckham", declaró la agente inmobiliaria.

Tensiones entre el entrenador y David Beckham
Hace unas semanas, el partido disputado entre el Manchester United y el Arsenal sembró la polémica en el vestuario. El enfado del entrenador del Manchester, Alex Ferguson, al perder el encuentro hizo que este diera una patada a una bota de fútbol y fuera a parar a la ceja de David Beckham, provocándole un corte. Al parecer, este fortuito incidente ha suscitado ciertas diferencias entre el técnico y el jugador.

Además, se rumorea que el capitan del equipo inglés podría estar pensando en fichar por otro club para la próxima temporada. El presidente del Inter de Milán, Massimo Moratti, estaría encantado de que Beckham formara parte de su equipo. Incluso ha llegado a decir que si fichara por el Inter le haría una oferta de alrededor de 9 millones de euros al año, lo que le convertiría en uno de los jugadores de fútbol mejor pagados del mundo.

Más sobre: