Los Beckham organizaron una fantástica fiesta infantil para el cumpleaños de Brooklyn

Como cualquier otro niño de su edad, Brooklyn, hijo mayor de David y Victoria Beckham, espera con gran ilusión el día de su cumpleaños y cada año sus famosos padres se esmeran para sorprender al pequeño. Brooklyn cumplía cuatro años y tuvo un día lleno de emociones. Por la mañana, sus padres le entregaron un precioso poney Shetland con el que pronto comenzará a recibir sus primeras clases de equitación y una flamante réplica adecuada a su tamaño del Range Rover vogue, el nuevo coche que se ha comprado su padre. Por la tarde se reunió con sus amiguitos en el cine Manchester Filmworks en el condado británico de Cheshire. Sólo faltó su hermano, Romeo, que debido a su corta edad, tiene seis meses, no asistió a la fiesta.

David y Victoria alquilaron el local para que los niños disfrutaran de una pase privado de la película de Disney El planeta del tesoro, después se sirvió un buffet mientras un mago divertía a los pequeños invitados.

Brooklyn quedó especialmente fascinado con su original tarta de cumpleaños, una reproducción a gran tamaño y en chocolate del personaje de dibujos animados Scooby Doo.

La prensa inglesa asegura que los Beckham gastaron cerca de 15.000 euros en la fiesta de su hijo a la que no faltaron los compañeros de David en el Manchester United. La celebración terminó a las ocho de la tarde debido a que hoy el Manchester disputa un partido de liga contra el Leeds por lo que el entrenador pidió a los jugadores que se retiraran pronto. David Beckham y su familia se dirigieron a su casa en su nuevo vehículo, un Range Rover negro, igual que el que le ha regalado a su hijo, del que se asegura que lo adquirió después de que Brooklyn lo señalara y le dijera: "Deberías comprártelo papá".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más