Oxana Fedorova, Miss Universo 2002, explica las razones por las que renunció al título

—¿Crees que en Rusia es más difícil para una mujer alcanzar una carrera prestigiosa?
—Pienso que aquí para una mujer eso es mucho más difícil que en otro país, porque la mujer rusa está asociada a la idea de la crianza de los hijos. No olvides tampoco que durante los últimos setenta años tuvimos que sobrevivir al sistema soviético como pudimos. Sólo ahora la mujer ha logrado ser más independiente.
—¿Crees que eres un modelo para otras mujeres? —Espero que sí, y tengo mucha fuesen las mujeres que tienen aspiraciones y que trabajan fuerte.

POLICIA Y PROFESORA
—¿Es verdad que eres policía? ¿Nos puedes hablar de este tema?
—Durante los primeros años de estudios, los currículos eran todos parecidos, pero el Gobierno cambió el sistema escolar y decidió que cada colegio tendría su propio estilo. Mi colegio decidió orientarse hacia un plan policial. Por consiguiente, estudié tres años esta carrera y a los diecinueve años trabajé como detective durante seis meses. Sabía que no era lo ideal para mí, pero aprendí mucho. Después, fui a la Universidad y empecé a vivir en San Petersburgo. Tres años más tarde recibí un curso de posgraduado y conseguí mi diploma en Derecho Civil.
—¿Eres profesora?
—Sí. Doy clases dos y tres veces a la semana, porque también estoy ocupada con un programa de televisión para niños en Moscú. A la vez que sigo siendo miembro del Comando de la Policía porque me interesa y no quiero renunciar a ello.
—¿Cuándo descubriste que eras tan guapa?
—Yo todavía no lo he descubierto.

Más sobre

Regístrate para comentar