Primera salida de Curro Romero y Carmen Tello tras su boda

«Estamos encantados. ¿No se nos ve en la cara?»

En su primera salida como marido y mujer tras su boda sorpresa celebrada el pasado 16 de febrero en «Bellasombra», la casa que el torero tiene en la localidad sevillana de Espartinas, Carmen Tello y Curro Romero acudieron a almorzar a un céntrico restaurante de Sevilla, concretamente al Salvador Rojo, próximo a su casa.
La presencia de la pareja levantó la lógica expectación y ambos respondieron brevemente a las preguntas de los reporteros. El diestro, sonriente y de muy buen humor, al preguntarle cómo se encontraba tras la boda, comentó:
—¿No me veis la cara? Creo que no hace falta decirlo: se me refleja.
Por su parte, Carmen Tello añadió:
—Estamos muy bien, estamos encantados. Eso se ve, ¿no se nos ve en la cara?
Después Curro Romero, sin perder el buen humor dijo:
—Yo lo que quisiera, de verdad, era que dejáramos ya estos «corre, corre que te pillo» porque creo que no nos lo merecemos. Yo les pediría un respeto, por favor.
—¿Dónde pasarán la luna de miel?
—Ya lo pensaremos.

Preparando la fiesta
Si la enorme expectación fue el principal motivo de que Carmen y Curro discutieran, lo que llevó al torero a dar, sin contar con la novia, un comunicado suspendiendo «la anunciada boda» (anunciada para el 1 de marzo), las cosas volvieron luego a su cauce con el posterior comunicado conjunto y la boda, faltando sólo a la hora de escribir estas líneas la fiesta que la pareja piensa ofrecer a sus familias y amigos en la hacienda «Loreto», de Espartinas.

Carmen Tello, la víspera de ser fotografiada por primera vez con su marido por Sevilla, acudió a ver al modisto Toni Benítez, al que había encargado el traje de novia. Tras ponerse de acuerdo con el diseñador (al parecer, el traje de fiesta del 1 de marzo no es el mismo que tenía idea de lucir cuando pensaban celebrar ese mismo día el enlace, sino algo más sencillo, ya que lo que les queda por celebrar es sólo el banquete nupcial), la esposa de Curro Romero comentó:
—Estoy muy feliz, ya estoy casada. Y ahora me encuentro totalmente volcada en los preparativos de la fiesta de nuestra boda.

Por su parte, el modisto Toni Benítez manifestaba:
—Carmen se deja aconsejar muy bien. Nunca pone reparos, aunque sabe siempre muy bien lo que quiere. Por otra parte, yo sé lo que le gusta. Entonces, nunca hay problemas.

Lo que sí está claro es que el diseño que Toni Benítez había hecho para el enlace ya no verá la luz. Se ha sabido, por otra parte, que no estarán presentes en esta celebración del 1 de marzo en la hacienda «Loreto», las 450 personas de que se había hablado. Al parecer, serán 200 los convidados que asistan a la comida que servirá Rafael Juliá.

Entre los rostros populares que acudan a la celebración destacan Rocío Jurado y José Ortega Cano, Isabel Pantoja, María Teresa Campos y su hija Terelu así como la duquesa de Alba y su hija Eugenia Martínez de Irujo.

Más sobre

Regístrate para comentar