—¿Sueñas con casarte y tener hijos?
—Claro que sí. Lo que sucede es que hay oportunidades que se te presentan profesionalmente y no las puedes dejar pasar. Y el hecho de casarse y tener hijos podría cortar durante un tiempo tu carrera.
—¿Y si te llega la oportunidad de encontrar... un hombre maravilloso? Porque tampoco debe haber muchos, ¿no?
—Si se me presenta un caso así... tampoco dejaría pasar la oportunidad. Porque, ciertamente, no te tropiezas con señores maravillosos todos los días.
—¿Existe el hombre perfecto?
—No. Pero tampoco hace falta. La perfección puede llegar a ser aburrida, es algo muy frío. A una persona la quieres también con sus defectos. Prefiero mucho más el gancho y la personalidad de alguien más alocado.
—¿Ser guapa ayuda?
—Aquí lo que ayuda y lo que vale es el arte. Claro que, si tienes un físico bueno, te viene bien, porque el baile también es estética. De ahí que, si tienes un buen cuerpo y una cara que esté bien, pues todo ayuda. Aunque cuando alguien baila bien, te da igual el aspecto físico que tenga. Por otra parte, en el flamenco es mucho más importante el tesón que la belleza. En esto no basta con ser guapa, ni mucho menos. Con la belleza sólo no puedes estar nunca arriba.

Más sobre

Regístrate para comentar