En casa de Carmen Sevilla

María del Carmen García Galisteo, conocida como Carmen Sevilla, abría las puertas de su domicilio madrileño en 1981. La querida artista se había trasladado a esta espaciosa vivienda seis años antes, tras su separación del músico Augusto Algueró. Carmen reconocía que la casa era algo grande para ella y que por este motivo prácticamente hacía su vida en el dormitorio.

Su hijo, Augusto Algueró Jr. dividía su tiempo entre la casa de su padre y la de su madre y Vicente Patuel residía en el campo. Ni Carmen ni Vicente pensaban todavía en su matrimonio que llegó cuando ella obtuvo el divorcio de su primer marido. La anhelada boda llegó cuatro años después, en 1985. Carmen y Vicente vivieron muy felices, sin embargo, él falleció en abril del 2000 y Carmen se sumió en una gran tristeza.

Hoy, veintitrés años después, Carmen sigue destacando por su simpatía, su gracia, su naturalidad y una gran belleza. Se ha apartado de su carrera cinematográfica y actualmente presenta un programa musical en un canal autonómico en el que continúa haciendo gala de su espontaneidad y su excelente sentido del humor.

Más sobre: