Curro Romero sorprende a sus allegados al suspender su enlace con Carmen Tello

El pasado domingo, y a falta de sólo veinte días para la celebración de su enlace, Curro Romero sorprendía anunciando la suspensión de su boda con Carmen Tello. Con una escueta nota manuscrita- sólo decía "Por razones indeterminadas mi anunciada boda queda anulada" - enviada a la agencia Efe, el ex torero daba a conocer su decisión. Han pasado dos días desde entonces y ni Curro ni Carmen han querido comentar las posibles causas de esta inesperada determinación.

Al parecer, el diestro de Camas se ha alejado de su casa y sólo sus íntimos saben donde se encuentra mientras que Carmen continúa en Bellasombra, la finca que Curro tiene en Espartinas, que ella ha decorado y en la que pensaban vivir tras la celebración de su boda.

Amigos de la pareja que estuvieron cenando con ellos este fin de semana han mostrado su extrañeza por la suspensión de la ceremonia que estaba prevista para el próximo 1 de marzo en el ayuntamiento de Espartinas al que iba a seguir un banquete en la hacienda de Loreto. Así, el modisto Tony Benítez, encargado de realizar el traje de Carmen, comentaba: "Yo pienso que ha sido un arrebato. Estuve con ellos cenando el viernes y estaba todo fenomenal". El vestido, por otra parte, estaba ya terminado aseguraba también Benítez.

Curro Romero, de 67 años, y la sevillana Carmen Tello comenzaron su relación hace siete años. Él se había divorciado en 1977 de Concha Márquez Piquer y ella estaba separada de Miguel Solís y Martínez Campos, marqués de Valencina. Debido a sus profundas creencias religiosas, Carmen siempre deseó que su unión con el maestro fuera por la iglesia sin embargo, el pasado mes de noviembre, y debido a que el proceso de nulidad matrimonial de Curro se estaba alargando, Carmen accedió a que se celebrara el enlace civil.

Comenzaron entonces los preparativos ya que si bien en un principio deseaban que fuera una celebración íntima en Bellasombra, las amistades de ambos hicieron que la lista de invitados aumentara hasta llegar a los 350. Por este motivo, se cambió el lugar inicial escogido para el banquete, ya no iba a ser en la finca de Curro y se reservaba la ceremonia sólo para sus familiares más directos.

Más sobre

Regístrate para comentar