La Condesa de Montarco, Charo Palacios, ha abandonado el hospital y ya se encuentra en su casa donde deberá continuar su recuperación tras la grave caída que sufrió la noche del pasado 29 de diciembre.

Charo Palacios ha permanecido más de un mes ingresada en una céntrica clínica madrileña después de que, cuando regresaba de una cena con un grupo de amigos, fuera encontrada inconsciente en el jardín de su domicilio. Los doctores que la han atendido le diagnosticaron una fractura craneal y además tuvo que ser intervenida de un coágulo. En todo momento, su familia, especialmente su hija, Alejandra, ha permanecido junto a ella y, al parecer, ya puede hablar y moverse.

La Condesa de Montarco es uno de los rostros más conocidos y queridos de la sociedad española. Está casada con Eduardo de Rojas, conde de Montarco, y fue musa y modelo del diseñador Elio Berhanyer, con quien continúa colaborando y a quien le une una gran amistad.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más