Martina Hingis abandona la alta competición

'No quiero que nadie sienta pena por mí, tengo una vida increíble incluso sin el deporte y soy feliz'

Martina Hingis, de 22 años anunció su retirada de la alta competición y calificó la posibilidad de una vuelta atrás en su decisión de ‘inimaginable’. En declaraciones al diario francés L’Equipe, la tenista sentenció ‘todo se ha acabado. No volveré a la alta competición, pero la vida sigue. (...) He estado en lo más alto lo suficiente como para saber exactamente lo que eso conlleva y ahora soy incapaz de hacerlo’.

Su salud se lo impide
Hingis confesó que ha dejado de entrenar porque su salud no se lo permite ya y que, cuando juega, sólo puede hacerlo durante dos horas porque le duele el pie. La tenista tuvo que someterse a una operación de tobillo el pasado mes de mayo a causa de una fuerte lesión y regresó a las canchas en agosto, aunque ya entonces aseguró que si no conseguía títulos pronto, dejaría al alta competición.

Quiere trabajar en algo relacionado con el marketing
‘Por el momento, el tenis ha dejado de ser mi prioridad en la vida y ahora lo es el estudio. Quiero mejorar mi inglés hasta el punto de poder encontrar un trabajo, quizás en algo relacionado con el marketing’ comentó la tenista el citado diario francés, a lo que añadió ‘no quiero que nadie sienta pena por mí, tengo una vida increíble, incluso sin el deporte y soy feliz’.

'Estoy feliz, ¿cómo no iba a estarlo?. Tengo dinero y vivo en un país al que amo, ¿qué más podría pedir?'
Martina Hingis actualmente vive en la localidad suiza de Schindellegi, a unos 30 minutos del centro de Zurich, donde acude diariamente a clases de inglés. La joven tenista ha confesado que ha comenzado una nueva vida para ella, lejos de las pistas de tenis. 'No tengo ningún reproche. El tenis me ha dado mucho, una vida estupenda, pero ahora empieza otra y estoy feliz, ¿cómo no iba a estarlo?. Tengo dinero y vivo en un país al que amo, ¿qué más podría pedir?' ha declarado Martina.

Más sobre

Regístrate para comentar