Sonia Moldes se casa con Jean Françoise Hernández en abril

—Alguna vez has dicho que después de tu primer fracaso matrimonial no entraba en tus planes la idea de volver de nuevo a ese estado,¿qué te ha hecho cambiar?
—La verdad es que mi primer matrimonio me dejó pocas ganas de volver a intentarlo, ya que la experiencia fue muy negativa; sin embargo, conocer a Jean-Françoise y cambiar de idea fue una misma cosa. Cuando me lo pidió, que yo lo estaba deseando, no dudé ni un segundo en responderle que sí.
—¿Ya tienes idea de cómo va a ser el traje de novia?
—Discreto y sobrio, como queremos que sea todo. Por eso he elegido a Petro Valverde. Además de ser amigo, sus diseños están en esa onda de elegancia y sobriedad que me gusta.
—Jean-Françoise es francés.¿Os habéis planteado iros a vivir a Francia?
—Para nada. Jean es descendiente de tercera o cuarta generación de españoles y no sabemos si será por eso, pero desde que llegó a España se enamoró de nuestro país y tiene muy claro que quiere vivir para siempre aquí. Pasaremos también alguna temporada en Thailandia, porque Jean tiene allí unos terrenos y quiere comenzar unos negocios.
—¿Os habéis planteado tener pronto descendencia?
—Queremos en un principio disfrutar de nuestro matrimonio y asegurar nuestro futuro. Entonces será el momento de pensar en los hijos. Además, Jean-Françoise ya tiene tres, con dos de los cuales convivimos habitualmente.
—¿Estamos ante una nueva Sonia Moldes?
—Yo creo que siempre he sido la misma Sonia, lo que pasa es que a veces se ha dado una imagen frívola de mí. Pero la verdad es que voy a cumplir treinta años y he estado casada tres, después he mantenido otra relación de dos y no he tenido ninguna otra después. Siempre he dicho que si volviera a estar enamorada lo diría y ese momento ha llegado y por eso lo estoy diciendo.

Habla el

Asiente y sonríe Jean-Françoise a esta última afirmación, y entonces le preguntamos a él.
—¿Quién es Jean-Françoise Hernández?
—Nací en Francia, tengo descendientes españoles y llegué a este país, del que me he enamorado, hace cinco años para jugar al fútbol, y ahora que he conocido a Sonia, con más motivo me quedaré en España para siempre. Diría que me siento más español que francés.
—¿Cuáles son tus planes?
—Lo primero, casarme con Sonia, después seguiré atendiendo mis negocios y alguna cosa que Sonia y yo hemos pensado hacer. Tengo dos hermanas y sólo vive mi madre; mi padre falleció cuando tenía yo quince años. Tengo tres hijos, aunque nunca he estado casado (una niña que vive en Francia y otros dos que viven en España).Las madres de mis hijos son francesas, y ahora daré este paso definitivo con una española.
—¿Cómo es Sonia?
—Impresionante, un ser humano grandísimo. Es la mujer de mi vida. Es una mujer a la que quiero muchísimo...,como nunca he querido a nadie.

Más sobre: