Así era Ana Obregón hace diez años

Hacía sólo unos meses que se había roto su relación con Alessandro Lequio, y Ana Obregón luchaba por recuperar la ilusión con su hijo, Álex, sus múltiples compromisos profesionales y el ejercicio físico, que entonces practicaba en el gimnasio que poseía en la calle Serrano de Madrid.

En esta ocasión, Ana tras practicar una hora de intenso ejercicio ante nuestras cámaras se dio un relajante baño en el jacuzzi de su casa de La Moraleja, la misma en la que hoy, diez años después, continúa residiendo.

Aunque aseguraba estar segura de que el amor llegaría nuevamente a su vida, y esperaba que deseaba que fuera pronto, se mostraba "absolutamente desenamorada, absolutamente desencantada".

Lejos queda ya 1994 cuando la popular actriz posaba para este reportaje. Sin embargo, Ana continúa manteniendo la vitalidad y la ilusión que siempre la han caracterizado. Sigue siendo uno de los personajes más destacados de la vida social de nuestro país y una de las presentadores y actrices de televisión más solicitadas. Con Alessandro Lequio mantiene una excelente reunión basada en el amor que tienen a su hijo.

Más sobre: