EL DIA DE NAVIDAD CONTINUARON JUNTOS

Al día siguiente, antes de que los niños se despertaran, Cayetano y Genoveva salieron a buscar a Papá Noel para que hiciera entrega personalmente de los regalos a los pequeños. Llegaron con él en su coche e inmediatamente pasaron al interior del palacio. Lo que la familia vivió dentro es fácil de imaginar: sorpresas, ilusión y alegría a raudales. Y como el día de Navidad es, en cierto modo, menos íntimo y tradicional que la noche anterior, prefirieron pasarlo fuera de casa. La duquesa de Alba invitó a sus hijos, junto con sus parejas, a comer en un céntrico restaurante de la capital, en concreto una conocida y prestigiosa marisquería próxima a la Puerta del Sol, después de haber disfrutado de una divertida mañana jugando con los niños en los jardines de Liria. Todos ellos salieron juntos, si bien unos tras otros en diferentes coches. Una vez instalados en un comedor privado, permanecieron allí hasta cerca de las cuatro y media de la tarde, momento en que abandonaron el local tal como habían llegado.

IMAGENES DE UNA FAMILIA FELIZ

La duquesa de Alba, visiblemente feliz al verse rodeada de sus seres queridos, reflejaba en su rostro la alegría del momento. Junto a ella iba su hijo Cayetano y muy cerca Genoveva. Tras ellos y a muy corta distancia iban Eugenia, con su hija, Cayetana en brazos, e inmediatamente detrás Francisco Rivera y Fernando. Eran, como decíamos al principio, una familia más que se había reunido a comer para celebrar la Navidad. La duquesa se fue con Eugenia y su nieta en el mismo coche, acompañados por Fernando. En otro iban Cayetano y Genoveva. Todos ellos marcharon de nuevo al palacio de Liria.
Francisco Rivera, por su parte, observó con la discreción que le caracteriza cada vez que aparece en público al lado de Eugenia y su familia, cómo todos ellos se marchaban y a continuación se dirigió a su propio coche para dirigirse a su residencia de la capital de España.

CADA VEZ MAS EVIDENTE SU RECONCILIACION

El que Francisco y Eugenia hayan vuelto a reunirse, y en una ocasión tan especial como ésta, la Navidad, ha hecho que la posibilidad de una reconciliación entre ambos esté cada vez más cerca. Así es como lo ven muchas de las personas de su entorno y los amigos que les conocen bien. Habrá que dar tiempo al tiempo, pero quizá está más próximo de lo que muchos imaginan. La propia duquesa de Alba, en unas recientes declaraciones públicas, decía que es muy posible que haya 'noticias felices a principios de año' y, aunque no especificó a qué se refería en concreto, se daba por hecho que pensaba en Eugenia y Francisco. Como decíamos al principio, el matrimonio no inició nunca los trámites judiciales de su separación y tanto Francisco como Eugenia han manifestado en alguna ocasión que su relación es buena. 'No tengo prisa '—dijo tiempo atrás Eugenia —.'Las cosas están así, dejemos que sigan su curso'.

Más sobre

Regístrate para comentar