Ana García Siñeriz: 'Nunca voy por la vida en plan 'señora estupenda''

Ana García Siñeriz, "la chica + Plus de la tele", es, ante todo, una excelente periodista que domina varios idiomas; se presento un día al concurso "Hablando claro" de TVE (que poco después acabaría presentando) y, hace doce años, entró en Canal Plus, cadena de la que es, en cierto modo, rostro emblemático.

-Y fue todo por casualidad. Recuerdo que, cuando me presenté al ‘casting’ de Canal Plus, en realidad creía que buscaban una chica para un ‘spot’, y luego resultó que lo que querían era una presentadora de informativos.

-Y ahora, en "Lo + Plus", además de presentar y entrevistar, imitas y haces pequeños "sketchs" en los que dejas constancia de tu vis cómica, ¿no crees que esto podría ser el comienzo de una carrera de actriz?
-En absoluto. Siento un enorme respeto por ese oficio. Lo que hago es una especie de "divertimento", digamos que son gansadas para enriquecer el programa. Creo que habría que encuadrarlo todo en la órbita de los payasos de la tele, que era uno de mis programas favoritos, y en los que siempre acababan a bofetadas con aquel excelente actor que era Chinarro. Ante todo, soy periodista, aunque tengo, eso sí, esta vena "gansa" que antes me daba más vergüenza sacar y que ahora, sin embargo, tengo incluso que frenar.

"No voy de señora estupenda"
-¿Te han ofrecido alguna vez hacer cine?
-Sí, en alguna ocasión me propusieron algunos papeles, pero no me interesó la línea para la que creían que yo daba el tipo.

-¿Eran papeles en plan "señora estupenda"?
-Sí, tonterías de esas que no tienen para mí interés o aliciente alguno.

-No faltan, sin embargo, quienes creen que das el tipo de "señora estupenda".
-Todo el mundo es libre de creer lo que le apetezca. Pero yo jamás voy de "señora estupenda" por la vida. Lo que yo hago es ponerme el disfraz del maquillaje, el peinado y el modelo adecuado. Después, en mi vida cotidiana, me pongo otras cosas: las botas de goma, los guantes, mis vaqueros y arreglo el jardin, cocino y estoy en mi casa con mi marido y mis hijos.

-Pero cuando sales hay veces que está sencillamente espectacular, Ana.
-Cuando voy a algún acto me gusta arreglarme acorde con el lugar y el evento. Y lo hago como una muestra de respeto, como una deferencia. Y, sin esperan de ti que vayas como un brazo de mar, pues vas.

Hoy, Ana no viene precisamente en vaqueros a nuestras páginas, sino decididamente radiante, luciendo diseños de Sol Bohórquez Domecq para estas fiestas.

-La moda me interesa y me gusta, aunque de "fashion victim" no tengo nada. Cuando me levanto, tardo minuto y medio en decidir lo que voy a ponerme, y suele ser sota caballo y rey: camisa blanca, pantalón gris oscuro y zapatos negros. Soy muy práctica.

-¿Te has planteado alguna vez trabajar en el mundo de la moda?
-Hace tiempo que me ronda una idea por la cabeza y que, algún día, y no muy lejano, pondré en marcha: me apetece lanzarme al mundo de la empresa y crear algo que, además de tener que ver con la moda, pueda combinarlo con algún servicio a la sociedad, sea colaborando con asociaciones de mujeres maltratadas, madres adolescentes o inmigrantes, a fin de que el beneficio, en su caso, revierta en el bienestar de las mujeres menos favorecidas. Y me gustaría hacerlo en breve.

Más sobre

Regístrate para comentar