Arantxa Sánchez Vicario disputó su último partido como tenista profesional

A pesar de haber anunciado su retirada, Arantxa Sánchez Vicario volvió a las canchas de tenis para disputar un partido, pactado antes de que se despidiera definitivamente del tenis, frente a la jugadora búlgara, Magdalena Maleeva. La localidad belga de Ciney tuvo el honor de contemplar por última vez la habilidad en la pista de la deportista española más laureada de todos los tiempos, que tan sólo hace siete años consiguió ser la número uno del tenis mundial.

Una vez culminado el encuentro, la tenista catalana fue homenajeada en plena cancha de tenis. Arantxa recibió una tarta como despedida del tenis profesional y también como regalo de su cumpleaños, ya que mañana día 18 de diciembre la deportista española cumplirá 31 años.

Muy emocionada, Arantxa Sánchez Vicario agradeció a todo el público este entrañable homenaje y brindó con sus admiradores, que viajaron hasta Bélgica para presenciar su último partido en público. Tal y como aseguraba en una reciente entrevista publicada en la revista ¡HOLA!, a Arantxa le ha sentado muy bien el cambio: "La verdad es que me encuentro muy bien y en estos momentos no cambiaría esta situación por nada. Es evidente que mi vida ha cambiado, pero no me costará adaptarme a ese cambio".

Más sobre: