Declaraciones de Arantxa Sánchez-Vicario tras su retirada: 'Estoy enamorada'

La cita era en un aeropuerto con Arantxa Sánchez-Vicario, la tenista española más laureada de todas las épocas, que, tras permanecer durante diecisiete años en la elite, decidió colgar la raqueta de forma profesional hace unas semanas, para dedicarse a disfrutar de otras facetas de la vida.

Hablamos con ella mientras nos presenta la última colección de bolsos de Tous y la primera de maletas para viaje.
—El pasado doce de noviembre tomaste una decisión muy dura, difícil y, sin duda, meditada. ¿Recuerdas en qué preciso momento empezaste a plantearte dejar las canchas?
—No se trata de un momento concreto o preciso. Es una decisión que maduras durante algún tiempo, en función de muchas cosas. No puedo decir que haya algo en especial que me hiciera tomar la decisión.
—¿Contaste con el apoyo de todos los tuyos? ¿No hubo nadie que quisiera hacerte cambiar de idea?
—Todos me apoyaron de la misma forma que han hecho a lo largo de estos años. Nadie trató de hacerme cambiar de idea.
—Durante estos diecisiete años de brillante carrera,¿cuál es tu mejor recuerdo?
—Se me hace realmente difícil señalar uno en particular, pero no cabe duda que el primer Roland Garros que gané, en mil novecientos ochenta y nueve; el alcanzar el número uno del «ranking » mundial en mil novecientos noventa y cinco y el recibir el Premio Príncipe de Asturias figuran en un lugar destacado.
—¿Y el peor?
—Seguramente fue la agresión que sufrió Mónica Seles en Hamburgo. Me impactó mucho. Las lesiones que he tenido este último año también son un mal recuerdo.
—Por tu aspecto exterior se diría que te ha sentado muy bien, pero cómo te encuentras anímicamente?, ¿echas algo de menos?
—La verdad es que me encuentro muy bien y en estos momentos no cambiaría esta situación por nada.
—¿Qué has hecho desde entonces?¿Notas que tu vida ha cambiado?
—Descansar y practicar otros deportes. Es todo muy reciente. Es evidente que mi vida ha cambiado, pero no me costará adaptarme a este cambio.

Más sobre

Regístrate para comentar