La Primera Dama de Miss Mundo reconoció haberse sometido a 10 operaciones estéticas

La Primera Dama de Honor de Miss Mundo 2002, Marina Mora Montero, reconoció haberse sometido a diez operaciones de cirugía estética semanas antes de que se celebrara el citado concurso de belleza en Londres.

Marina, de 23 años, trabaja como modelo desde los 18 cuando se trasladó desde Guadalupe, su localidad natal, a Lima para cumplir su sueño de triunfar en las pasarelas internacionales. La bella peruana confesó que se hizo todas estas operaciones para corregir el sobrepeso que desde su elección como Miss Perú Mundo, obtenido en noviembre del pasado año, había ganado. Así, Marina no dudó en someterse a todas estas intervenciones quirúrgicas: corrección en la oreja izquierda; corrección de nariz; liposucción en la papada; lipoescultura en espalda, muslos, caderas y tripas y aumento de pecho.

El mismo día en el que reconocía estas operaciones de cirugía estética, Marina añadía que se sentía muy satisfecha con el resultado: "Me gusta como he quedado", confesaba la modelo y después añadía: "Es común y público en estos concursos. Las candidatas a Miss Venezuela siempre lo cuentan".

Más sobre

Regístrate para comentar