Entrevista con Isabel Pantoja al concluir un año muy importante en su vida

Gran artista, pero por encima de todo, Isabel Pantoja es madre, hija y mujer. Este ha sido un año muy importante para la gran tonadillera, un premio: la Medalla de Oro de Andalucía, su tierra; un debut: su actuación en el Liceo de Barcelona, y un disco,«Donde el corazón me lleve »,con el que ha conseguido el disco de platino. Cuando habla de sus hijos, Francisco José e Isabel, se le llena la boca de cariño. Detrás de la gran estrella de la canción se encuentra la Isabel sencilla y sincera, que le gusta compartir charla con los demás de corazón a corazón. —Hazme un balance de este año que está acabando.
—He trabajado muchísimo: televisión, galas, he grabado mi disco...Llevo dos años sin parar. Ahora es cuando me voy a tomar unas vacaciones, porque estoy muy cansada. He acabado rota de haber hecho tantas cosas. Físicamente me encuentro agotada, pero me siento muy bien.
—¿Eres una de las artistas que más trabaja?
—Trabajo mucho, únicamente tuve un descanso cuando murió Paco, los demás años no he parado.
—¿Ha habido cosas malas?
—No, malo no ha habido que resaltar, por lo menos que no tenga solución...Bueno hubo mucho, empezando por la medalla de Andalucía, porque es mi tierra. Mi hijo se ha sentido muy orgulloso.
'MI HIJO ESTA AL PIE DEL CAÑON'
—¿Es consciente tu hijo de la labor que vienes haciendo durante tantos años?
—Mi hijo, sí. Ya tiene diecinueve años y lo sabe. El está al pie del cañón y sabe que tiene que colaborar y colabora en todo, siendo consciente del esfuerzo que vengo haciendo.
—¿De dónde sacas tiempo para poder ser buena madre, buena artista, buena hija y buena ama de casa?
—La verdad es que tengo poco tiempo, pero el poco que tengo, trato de dárselo a mis hijos de una forma intensa y que sea maravilloso, para ellos y para mí.

Más sobre

Regístrate para comentar