Emotiva boda del torero Eduardo Dávila Miura y Carmen Escudero en Sevilla

Al filo del mediodía, el torero, Eduardo Dávila Miura y su novia, Carmen Escudero Barrau contrajeron matrimonio en la sevillana basílica de La Macarena ante la atenta mirada de más de 500 invitados, entre los que se encontraba lo más granado del mundo del toro.

Eduardo, ataviado con un elegante chaqué gris, llegó a la iglesia acompañado por su madre y madrina, Reyes Miura Martínez, levantado una gran expectación. Minutos después, y acompañada por su padre, apareció la novia con un precioso vestido en tono champagne diseñado por Tony Benítez. Carmen, profesora de profesión, decidió lucir para esta especial ocasión una diadema y unos encajes antiguos que pertenecían a su familia.

El mundo del toro, al completo
Tras el ‘sí quiero’, los novios y sus invitados disfrutaron de un agradable almuerzo en el ‘Señorío de Ginés’, una hacienda ubicada a escasos kilómetros de Sevilla. Una vez allí los invitados, entre los que se encontraban Francisco Rivera, acompañado por su primo José Antonio Canales y su novia, Mari Carmen Fernández; 'El Tato' y su mujer, Pilar; Rafa Camino junto a su esposa, Natalia, y Javier Conde con Estrella Morente, entre otros, disfrutaron en los jardines de la hacienda de un cócktail, para dar lugar después al almuerzo, servido por el restaurador Alfonso Rodríguez.

Durante toda la tarde y gran parte de la noche, los invitados al enlace pudieron disfrutar de la fiesta que contó con la presencia de un conocido disc jockey, la música de una orquesta melódica y la actuación de la comparsa de carnaval de El Puerto de Santa María (Cádiz), cuyos componentes son grandes amigos del torero.

Sorpresa para Carmen
Nada se sabe de la luna de miel del nuevo matrimonio. El propio Eduardo se ha encargado de organizar el viaje en el más absoluto de los secretos para darle una sorpresa a su ya mujer.

Más sobre

Regístrate para comentar