Arantxa Sánchez Vicario: ‘Estoy empezando una nueva vida’

Arantxa Sánchez Vicario, la que ha sido durante muchos años nuestra tenista más internacional anunciaba hace unas semanas su decisión de retirarse definitivamente de las canchas con lágrimas en los ojos y con una profunda tristeza. Sin embargo esta semana hemos podido verla, feliz y radiante, a las afueras de Barcelona, más concretamente en el monte de Collserola, donde tuvo lugar un evento organizado por la firma joyas y complementos Tous, de la que la ex tenista es imagen. Se presentaba el grupo de quads esponsorizados por Tous, que participarán en la próxima edición de rally Paris-Dakar, así como una nueva línea de productos dirigidos al hombre.

‘Para cualquier deportista cuesta decir basta'
Arantxa Sánchez Vicario sonrió en todo momento, disfrutó de lo lindo montando en los quads y confesó su alegría ante el inicio de una nueva etapa de su vida. ‘Para cualquier deportista cuesta decir basta, sobre todo después de 17 años, pero sí si me he quitado un peso de encima. Más que nada por la competición y la presión que ello conlleva, no por lo demás. Son 17 años que no cambiaría por nada del mundo. He estado en la cima y, aunque cueste, me he retirado en la cima’ comentó la ex tenista.

Ahora que está a punto de comenzar un nuevo año, ¿te has planteado tu futuro? No he pensado nada de cara el año que viene. Quiero descansar, disfrutar de mi vida, tomarme un año sabático, acabar con mis compromisos de este años, despedirme de mis compañeras. No sé que qué haré en el mundo del tenis para mi despedida, pero sé que haré algo.

¿Qué ha sido lo más duro en estos 17 años?
Hay muchas cosas que tienes que sacrificar cuando llevas una carrera tan profesional. Llevas una vida muy distinta a la de una chica de mi edad. Además el tenis es un deporte muy solitario. Hay momentos en los que te sientes muy sola. Yo tuve la suerte que desde los 13 a los 23 años mi madre estuvo conmigo, más que como madre como amiga. Fue duro, pero yo escogí esta carrera, quise ser la mejor y lo he conseguido. Soy una privilegiada en este sentido, no puedo pedir más.

Ahora que comienzas una nueva etapa de tu vida, cuenta más tu desarrollo personal que el triunfo?
Es verdad que empieza una nueva etapa, pero también dura, igual que la que pasé en el tenis, pero más a nivel personal. Ahora la estoy empezando a vivir, pero es dura porque tengo que hacer cosas que no hacía antes. Ahora estoy viviendo una vida normal, como cualquier chica de 31 años. Antes tenía que sacrificar muchas cosas.

¿ A qué cosas te refieres?
Antes por ejemplo no podía montar en moto por temor a que me lesionara. Ahora sin embargo si quiero monto en moto, a caballo o salgo sin dar explicaciones a nadie. Son muchas las actividades que por riesgo para mi deporte profesional no pude hacer. Ahora he vuelto a comenzar esa vida de Arantxa persona.

¿También empiezas una nueva vida sentimental?
Siempre he dicho que me encantan los niños, y es algo que el día de mañana llegará, aunque no tengo prisa por nada. Estoy contenta y feliz tal y como estoy en estos momentos.

¿Te gustaría que tus hijos fueran tenistas?
Si ellos quieren jugar el tenis, les apoyaré y les daré todos los consejos como madre, pero nunca les forzaré a ello.

Más sobre: