Humberto Janeiro abandona el hospital rodeado de sus familiares

Humberto Janeiro abandonaba esta mañana el hospital Infanta Isabel de Sevilla tras haber permanecido ingresado casi una semana por sufrir un amago de infarto. El patriarca de los Janeiro, muy sonriente y visiblemente recuperado, salió del centro sanitario muy bien acompañado, ya que su esposa, Carmen Bazán, su hijo Jesulín de Ubrique y su nuera, María José Campanario, fueron a recogerle. La familia no podía ocultar su alegría por la salida de Humberto, y todos juntos se montaron en un coche dirección Ambiciones, donde el padre de Jesulín deberá seguir con su recuperación.

Humberto, que ingresó el martes de urgencia en la UCI, ha pasado todo el fin de semana en una habitación de planta, y esta mañana bajó él mismo a firmar su alta. Momentos antes de dejar el hospital, Janeiro mantuvo una conversación telefónica con el programa de María Teresa Campos, donde habló de su satisfactoria recuperación y del estado de estrés que en que se encontraba antes del sufrir el amago de infarto, que algunos dicen estaba motivado por los duros comentarios que se han hecho sobre su vida privada últimamente.

Aunque ya puede estar en casa, los médicos han recomendado a Humberto descanso y que cuide su salud con una dieta sana y equilibrada. Su mujer y sus hijos, que no se han separado de él ni un momento, continuarán apoyándole en esta segunda parte de su recuperación.

Más sobre: