Las mejores fotografías del bautizo de Curro, hijo de Javier Conde y Estrella Morente

El convento de la Santísima Trinidad de la localidad malagueña de Antequera fue el marco elegido por Javier Conde y Estrella Morente para el bautizo de su hijo, Curro. Enrique Ponce y Paloma Cuevas, elegantísima con un vestido de Eduardo Ladrón de Guevara, actuaron como padrinos de Bautismo, y llegaron a la iglesia acompañados de Miguel Báez, Litri, y Adriana Herrera, hija de la diseñadora Carolina Herrera, lo que confirma la relación que une a ambos desde hace algunos meses.

Javier y Estrella -feliz y sonriente con su hijo en brazos y vestida, al igual que la madrina, por Ladrón de Guevara- llegaron a la iglesia pasada la una de la tarde. Poco antes habían llegado tanto los padres de Javier Conde, Curro Conde y Aurora Carbonel, como la familia de Estrella Morente, con el cantaor Enrique Morente, su padre, conduciendo el vehículo en el que iban los hermanos de la cantante.

Hasta la iglesia llegaron también los más de doscientos invitados, entre los que estaban Eduardo Dávila Miura y su prometida, Carmen Escudero (que contraerán matrimonio el próximo 5 diciembre en la iglesia de la Macarena de Sevilla), Chiquito de la Calzada con su esposa, los componentes del grupo Los Marismeños con sus familias y el guitarrista Tomatito con su hijo.

Durante la emotiva celebración, interrumpida en numerosas ocasiones por los aplausos de los allí congregados, el padre Riso, que ofició la Misa, cantó una seguirilla en honor de Curro. El sacerdote comentó a la salida que le une una gran mistad con la familia Morente desde hace muchos años y que había pedido un permiso especial al obispo de la Dióecesis para cantar, ya que Estrella y su padre, Enrique Morente, se lo habían pedido expresamente. El convite tuvo lugar en la plaza de toros de Antequera, donde llegaron los doscientos invitados tras la celebración de la Misa.

Más sobre: