El funeral en memoria del empresario Enrique Sarasola, fallecido el pasado sábado a los 65 años, reunió en le cementerio La Paz de Alcobendas a destacadas personalidades de la vida política, social y económica española que quisieron acompañar a su viuda, María Cecilia Marulanda, y a sus dos hijos en tan difíciles momentos.

El ex presidente del Gobierno Felipe González, gran amigo de Sarasola, acudió acompañado de su esposa, Carmen Romero. Poco antes llegaban otros miembros de su antiguo equipo de gobierno, entre ellos, José Luis Corcuera y José Barrionuevo.

Hasta La Paz de Alcobendas se trasladaron también el presidente del grupo Prisa, Jesús Polanco, con su esposa, Mari Luz Barreiros, el cineasta Luis García Berlanga, el torero Jaime Ostos, la modelo Eleonora Bosé, María Chavarri y Marisa de Borbón.

Más sobre

Regístrate para comentar