Primeras declaraciones de Beckham tras conocer el secuestro planeado contra su esposa

David y Victoria Beckham viven momentos muy difíciles desde que supieron que una banda planeaba el secuestro de la cantante. Desde entonces, el pasado sábado por la noche, Victoria no ha abandonado su 2002-07-02,beck mientras que David sólo la dejó para acudir al entrenamiento de su equipo, el Manchester United. El matrimonio se ha recluido en su domicilio, junto a sus dos hijos, Brooklyn y Romeo, acompañados de los padres de la cantante, Tony y Jackie Adams, y protegidos permanentemente por un amplio equipo de seguridad.

Además de sus propios guardaespaldas, la policía cuida también ahora del bienestar de la familia y ayer varios agentes custodiaban los accesos a la vivienda mientras otros se encontraban en el interior.

Comunicado de David Beckham
Después de entrenarse con sus compañeros, David Beckham, a través de un comunicado, se pronunció por primera vez sobre el 2002-11-03,secu de su esposa.

"El primer deber -decía el escrito- de un padre y marido es mantener su familia segura. Me gustaría agradecer a la policía por su profesionalidad y apoyo. Han sido increíblemente efectivos. A causa de este incidente revisaremos nuestras medidas de seguridad con ayuda de la policía y lo expertos en seguridad del Manchester United".

Victoria, por su parte, comentaba a sus amigos: "Es terrorífico pensar que alguien quería hacer eso a ti y a tus hijos . Estoy total y absolutamente en estado de shock".

Nuevas y extremas medidas de seguridad
Mientras David y Victoria seguían en su residencia de Cheshire, un antiguo granero reformado y convertido en vivienda de lujo, un grupo de expertos comenzaba ayer a ampliar las medidas de seguridad en su mansión de Hertfordshire, al Sur de Inglaterra. La pareja podría haberse gastado ya cerca de 2 millones de euros pero ahora quieren mejorar el sistema.

Los alrededores de su mansión son patrullados las veinticuatro horas del día por guardas con perros. Las alarmas están conectadas a una sala de monitores central y además tienen conexión directa con la policía. Ni siquiera su hijo mayor, Brooklyn, sale sin guardaespaldas y entre el equipo que cuida por su bienestar se encuentra un antiguo soldado de las SAS. La familia viaja en vehículos con cristales oscuros y nunca siguen la misma ruta. Todas estas medidas se han extremado desde este fin de semana cuando la policía ha evitado el intento de rapto de Victoria, que hace tres años vivía también como se desmantelaba un otra plan para secuestrar a su hijo mayor.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más