Daylín, la hija que Tony tuvo en su primer matrimonio, viajó expresamente desde Cuba para asistir al enlace de su padre. Fue la invitada más jove - tiene once años - y durante la cena se sentó a la izquierda de Sara, compartiendo la mesa presidencial con los testigos, Carmen Sevilla y Norma Duval. Daylín recogió su bonito pelo en un original moño, lució un precioso vestido rojo de gran escote y pintó sus uñas en azul celeste para asistir a la boda de su padre.

Su presencia recordaba -quizás más aún- la ausencia de los dos hijos de Sara, Thais y Zeus, que tanto añoraba su madre, como ella misma contaba durante la entrevista previa a la celebración del banquete nupcial.

- Recuerda cuando Tony te puso el anillo en el dedo
- Me emocioné. También eché muchísimo de menos a mis hijos, Thais y Zeus. Les he echado mucho, mucho de menos
- Quizá se pudiera haber arreglado todo
- Días antes de la boda yo fui a hablar con ellos, pero no hubo nada que hacer, aunque respeto su decisión
- Muchos y muy grandes habrán tenido que ser sus motivos para no estar en la boda de su madre, Sara
- Hubo una temporada en que ciertas personas comenzaron a hablar muy mal de Tony. Le calificaron de ladrón, que si el atraco de mi casa lo había hecho en complicidad con mi hermana Elpidia... - Sí, sí -interviene Tony por primera vez- que Elpidia había sido cómplice mía.
- Que si era homosexual- continúa Sara- que si había llevado las joyas y el dinero a Cuba. Y claro, mis hijos se dejaron influir por todos esos comentarios, aparte de que dos amigas mías, a una de las cuales tenía como una hermana, predispusieron a mis hijos en contra de mí
- Dirás en contra de Tony
- Si se ponen en contra de Tony también se ponen en contra mía. Por Tony no han querido venir a la boda y no han querido saber nada de nosotros
- No ha habido manera, entonces
- No ha habido forma, en absoluto
- ¿Quién estaba más firme en su postura, Thais o Zeus?
- Thais. La han estado malmentiendo contra Tony a lo largo del último año

Más sobre

Regístrate para comentar