José Luis Segura, apoderado de Jesulín de Ubrique, desmiente la retirada del torero

José Luis Segura, apoderado de Jesulín de Ubrique, desmentía ayer en varios programas de televisión que la retirada del torero. El mismo día en el que se publicaba que el abandono de los ruedos del diestro se debía a que los médicos le habían concedido la incapacidad permanente, Segura se puso en contacto con diversas tertulias televisivas para negar este extremo: "Jesulín sigue haciendo su vida normal, su rehabilitación y aconsejado por su doctor".

"Él -continuaba José Luis Segura- está en forma pero esta es una profesión arriesgada, donde uno se juega la vida y por esto está haciendo una rehabilitación". "Ningún doctor -añadió- le ha dicho quédese en su casa sentado en su carrito". El apoderado de Jesulín se mostró molesto por la información a la que calificó de "calumnia".

Sin embargo, cuando se le preguntó como se lo había tomado el torero, dijo: "Se le comenta y pasa de todo olímpicamente pero a los que estamos encargados de cuidar de su imagen y sus asuntos profesionales nos indigna".

El diestro continúa sus ejercicios de rehabilitación a causa de las lesiones que le produjo el grave accidente de tráfico que sufrió el 23 de septiembre del año pasado, se trata, en palabras de Segura, de una "recuperación lenta con esfuerzos físicos grandes". Sin embargo, el apoderado mantiene que espera poder verlo pronto de nuevo en las plazas de toros. "La esperanza que tengo- aseguró- es verlo torear cuanto más pronto mejor".

Más sobre

Regístrate para comentar