Ana Botella prepara la casa de su hija ante el regreso de su luna de miel

Tras una romántica y relajada luna de miel, Ana Aznar y Alejandro Agag han regresado a Madrid. Los novios, que han disfrutado de parte de su viaje de novios en Italia, han aprovechado también estos días de descanso para celebrar el cumpleaños de Ana Aznar, que el pasado 26 de septiembre cumplió 21 años.

Todo listo para su regreso
Ante la inminente llegada del matrimonio, Ana Botella se trasladó hasta la residencia provisional en la que vivirán su hija y su yerno para que estuviera todo listo para recibir a los recién casados. Muy pendiente de todos los detalles, la esposa del presidente del Gobierno hizo algunas compras de última hora para que Ana y Alejandro la encontraran en perfecto estado.

Los recién casados, felices y contentos, ya han llegado a su domicilio madrileño, una vivienda situada en el céntrico barrio de Salamanca con vistas al parque de El Retiro donde Alejandro Agag vivía de soltero. Después de casi un mes de descanso, la pareja se enfrenta de nuevo a sus compromisos académicos y laborales. Ana Aznar proseguirá con sus estudios de Psicología mientras que Alejandro ejercerá como directivo en el Banco Portugués de Negocios.

Más sobre: