Rosa López, ‘la Rosa de España’ para muchos, se ha visto obligada a suspender los conciertos que tenía pendientes de la gira ‘Rosa 2002’ (que debía finalizar el próximo 13 de octubre) por padecer una disfonía. La vencedora de Operación Triunfo deberá someterse a un tratamiento de tipo farmacológico y a un reposo vocal absoluto al menos durante veinte o veinticinco días.

El estrés, el cansancio y el esfuerzo al que la cantante ha estado sometida desde que ganara el que ha sido uno de los concursos más populares de la televisión, la han obligado a alejarse de los escenarios durante un tiempo. Numerosos admiradores se han quedado sin escuchar en directo la magnífica voz de la artista granadina, pero será sólo por unas semanas, pues Rosa volverá, además con nuevo disco, cuando se recupere del problema que sufre en la garganta.

Más sobre

Regístrate para comentar