Los duques de Huéscar pasan un feliz verano con sus hijos en Sotogrande

Carlos Fitz-James Stuart y su esposa, Matilde Solís, están pasando un feliz verano en Sotogrande con sus dos hijos, Fernando y Carlos. La pareja se compró una casa allí la pasada Semana Santa y, desde entonces, vive a caballo entre la localidad gaditana y Madrid, donde el duque de Huéscar tiene su trabajo. Todo parece indicar que la relación entre Carlos y Matilde mejora cada día y, aunque ellos no han querido pronunciarse al respecto, es evidente que existe la posibilidad de que se produzca una reconciliación .

'Hoy somos muy felices con nuestros hijos'
Durante un paseo por las calles de Sotogrande, el duque de Huéscar aceptó ser fotografiado junto a su esposa y sus hijos. El primogénito de la Casa de Alba afirmó estar pasando "un verano muy bueno" en familia, y aseguró que, a pesar de las dificultades por las que ha pasado su matrimonio, "hoy somos muy felices con nuestros hijos".

Sus hijos se van a Inglaterra y ellos seguirán viviendo juntos
Carlos y Fernando están muy ilusionados con el acercamiento de sus padres, pero pronto tendrán que despedirse de ellos para marcharse a estudiar a Inglaterra. Aunque sus hijos estén lejos, los duques de Huéscar tienen pensado seguir viviendo durante un tiempo en Sotogrande, un lugar que les encanta por el buen tiempo y la tranquilidad reinantes, aunque continuarán visitando frecuentemente su domicilio madrileño.

Marquesa viuda de la Montilla: "Mi hija está feliz"
La marquesa viuda de la Montilla se trasladó también hasta Sotogrande para pasar unos días con su hija, su yerno y sus nietos. La madre de Matilde Solís dijo sentirse "muy contenta" al ver a su hija "feliz con sus hijos y su marido".

Más sobre

Regístrate para comentar