Fran Rivera: ‘Siempre me he considerado un hombre con suerte’

Después de una larga temporada en la que el torero optó por el silencio, Francisco Rivera concedió una entrevista en la que de manera distendida, pero midiendo todas sus palabras, habla de los últimos acontecimientos que han ocupado su vida. Un conocido programa de Antena 3, Sabor a verano, reprodujo y analizó las respuestas del diestro.

Aunque este año no ha sido nada fácil para Francisco Rivera, él se considera un hombre con suerte: "En mi vida he tenido muy buenos momentos. El nacimiento de mi hija, convivir con ella, el día de mi boda...". Cuando habla de Cayetana, su hija, no puede evitar que los ojos le brillen con especial orgullo: "La niña es clavada a su madre, aunque tiene su propia personalidad. Ya sabe lo que le gusta o lo que no. Me deja perplejo..."

’Mi madre está muy bien, de veraneo, como Dios manda’
Cuando el periodista le preguntó por su madre, el matador dejó claro que el estado de salud actual de Carmina Ordóñez es muy bueno. La familia quiere olvidar los sustos de la pasada primavera: "Mi madre está en Marrakesh, tranquila. Hablamos todos los días por teléfono. Afortunadamente las aguas se van calmando, va llegando la tranquilidad y ahí estamos todos". Toda la familia protegió a Carmina Ordóñez cuando, durante El Rocío, saltó la noticia de su desmayo y hubo de abandonar la tradicional romería y volver a ser ingresada en un hospital.

Durante el curso de la entrevista el diestro hizo otra confesión: le pesaban, y mucho, sus apellidos. No es de extrañar si atendemos al currículo extenso de su familia: su padre fue Francisco Rivera, Paquirri; su abuelo el gran Antonio Ordóñez y su familia también está emparentada con los Dominguín. Por eso, cada vez que sale a la plaza, el diestro quiere que los suyos se sientan muy orgullosos de su faena: "Antes de salir pongo mi capilla y rezo".

Su relación con Eugenia Martínez de Irujo
Francisco Rivera mantiene en todo momento la discreción cuando se le pregunta por su relación con Eugenia Martínez de Irujo. No le gustan al diestro las especulaciones y comentarios que corren en torno a su posible reconciliación con la madre de su hija: "Lo que hay de cierto en lo que ocurra entre Eugenia y yo es sólo para nosotros. Y, por ampliar más, para nuestra familia y más allegados. Lo que suceda, que Dios quiera que sea para bueno, sólo incumbe a Eugenia y a mí". Con esta respuesta, Francisco Rivera quiso zanjar todos los comentarios que circulan sobre él y la que fuera durante tres años y medio su mujer.

Más sobre: