Belén Esteban: “Las fotos de la boda de Jesús me parecen muy bien”

Belén Esteban ha elegido las bellas playas ibicencas para pasar unos días de descanso y relax junto a su novio, Óscar Lozano. La pareja viajó a la isla sin la pequeña Andrea, que permanecerá junto a su padre hasta el próximo 22 de agosto, pocos días después de la boda de Jesulín de Ubrique y María José Campanario.

Precisamente el enlace del diestro hizo que Belén volviese a centrar la atención de los medios de comunicación: "Yo no he pasado por un buen momento, se me han juntado una serie de cosas. A mi no me afecta que Jesús se case, a mi me afecta lo que mi hija pueda pensar. Mi hija me pregunta por su padre y me dice que si su papá me quiere. Con tres años, coge la foto que mi madre tiene de Jesús y la besa y a mí se me cae el alma", afirmó la joven emocionada hace unos días.

'Andrea no me ha contado nada porque es muy pequeña'
Una vez pasado todo el revuelo, Belén ha optado por unas románticas vacaciones junto a Óscar Lozano. La pareja aprovecha su estancia en Ibiza para degustar los platos de la gastronomía local, pasear y tomar el sol. A la salida de uno de los restaurantes más conocidos de la isla balear, Óscar comentó: "hacemos lo normal que se hace en vacaciones, salir a comer, estar con los amigos e ir a la playa".

Por su parte, Belén Esteban, comentó que había tenido la oportunidad de ver las fotos del enlace de Jesulín y comentó lo que le parecían: "Las fotos de la boda de Jesús me han parecido muy bien, tanto él como ella". La pequeña Andrea, que asistió a la boda de su padre, no le ha contado nada a su madre: "porque es muy pequeña". En cuanto a Humberto Janeiro, que fue operado recientemente de una hernia de discal, la joven comentó: "Creo que está bien y que le han dado el alta.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más