Jesulín de Ubrique recogió a su padre a la salida del hospital donde fue intervenido

Humberto Janeiro fue dado de alta de la clínica Victoria Eugenia de Sevilla, donde fue sometido a una operación de hernia discal hace varios días. Precisamente Jesulín de Ubrique y María José Campanario retrasaron su luna de miel para estar cerca de él en estos momentos.

El constante apoyo de su familia
El patriarca de la familia Janeiro ingresó en el citado centro hospitalario tan sólo una semana después haberse celebrado la boda del diestro para poner fin a las molestias que sufría desde hacía un tiempo. Humberto, que pasó las primeras 24 horas tras la intervención -calificada por los facultativos como "éxito completo"- con fuertes dolores por la cercanía de la hernia a la médula espinal, ha contado con el constante apoyo de su mujer, Carmen Bazán, y de sus hijos, que no se han separado de su lado. El mayor de los hermanos, Humberto, que pasó junto a su padre muchas horas afirmó, poco antes de que fuese dado de alta, que "la segunda noche la ha pasado con algunas dolencias que fueron remitidas gracias a los sedantes que le ha facilitado el equipo médico que le atiende". Manifestó, además, que le costaba trabajo andar y que tendrá que volver en unas semanas para ver como va evolucionando.

Jesulín sin María José
Por su parte, Jesulín de Ubrique, que llegó al hospital sin su mujer, María José Campanario, y con gesto de preocupación, se encargó de recoger a su padre y trasladarle hasta la finca ‘Ambiciones’, donde tendrá que guardar absoluto reposo hasta el próximo día 13, fecha en la que tendrá que regresar para someterse a una revisión y comenzar la rehabilitación.
Humberto Janeiro, que salió de la clínica sevillana en silla de ruedas debido a la dificultad que aún tiene para caminar y con síntomas de sufrir bastantes molestias, comentó: "La operación fue bastante bien, sólo que aún estoy muy molesto por los dolores, aunque ya estoy bastante más tranquilo".

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más