Nueva York reconoce el desafío logrado por Álvaro de Marichalar

Tras ver cumplido su sueño de surcar el Océano Atlántico a bordo de una moto acuática, Álvaro de Marichalar ha sido homenajeado por la Comisión de Deportes de Nueva York.

El deportista español, que en un principio iba a culminar su aventura en Miami, finalmente decidió poner el broche de oro a su travesía en Nueva York. Con la estatua de la Libertad como testigo, Álvaro de Marichalar cumplió su objetivo. Por ello, la Gran Manzana ha querido mostrar el reconocimiento a este joven español, que ha recorrido diez mil millas náuticas en 63 jornadas de navegación a bordo de una moto acuática que le han hecho establecer un récord mundial en esta disciplina. El Comisionado de Deportes de la ciudad de los rascacielos, Kenneth Podziba, le hizo entrega de una réplica de la Estatua de la Libertad por cumplir el reto que se había marcado hace cuatro meses.

El piloto navarro además de enfrentarse a un duro temporal de fuertes vientos, bajísimas temperaturas, olas de 4 metros y poca visibilidad, ha alcanzado otros objetivos determinados por él antes de partir de Roma: promocionar el deporte; la lucha contra las drogas; hermanar las distintas naciones por las que ha tenido lugar la travesía; entregar las banderas de España, Navarra, Europa y la Expedición Atlántica en todos los puertos de recalada; y recoger todas las banderas de los países, regiones y ciudades por los que navegado el aventurero junto a su equipo para llevarlas a la Estatua de la Libertad.

Más sobre: