Ivanka Trump y Elena Cué, entre otros, cautivadas por el glamour de Saint-Tropez

La Riviera francesa, y en especial Saint-Tropez, continúa siendo uno de los lugares favoritos de la alta sociedad internacional para disfrutar de sus vacaciones estivales. Saint-Tropez posee todo el encanto de la Costa Azul, tiene un magnífico puerto en el que se atracan las embarcaciones más impresionantes, sus noches de verano no tienen fin y en sus calles se encuentran los comercios más lujosos y exclusivos.

Son tantos sus atractivos que financieros, aristócratas, cantantes, modelos, actores e incluso príncipes coinciden todos los años en escoger esta glamourosa localidad para pasar unos tranquilos días de descanso.

Elena Cué, entre los habituales
La atractiva Elena Cué, esposa del empresario Alberto Cortina, es una de las fieles a Saint-Tropez. Elena comenzó a visitar asiduamente la Costa Azul cuando empezó a salir con su esposo, quien posee un magnífico velero atracado en el puerto de esta población. Desde entonces, se ha hecho habitual verla navegando en la embarcación de su marido, paseando por las calles más céntricas o disfrutando de un baño en la playa. Recientemente, el matrimonio acudió acompañado de un numeroso grupo de amigos entre los que estaba José María Cano, antiguo componente del grupo musical Mecano.

Ivana e Ivanka Trump
A bordo del magnífico yate The Ivana llega todos los veranos Ivana Trump. Ivana es una enamorada de la Costa Azul que recorre en los meses estivales en su barco y donde nunca faltan dos paradas: Saint-Tropez y Mónaco. La ex esposa de Donald Trump, hoy convertida en sagaz empresaria, ha contagiado su pasión por esta zona de Europa a su hija, Ivanka, quien este año ha mostrado las excelencias de la villa francesa a su novio.

Más sobre: