Ana Botella: 'Me tocó a mí decirle a José María que Ana se quería casar'

Tres días antes de iniciar sus vacaciones de verano, Ana Botella, ofreció un cóctel a los miembros de la peña periodística Primera Plana en los jardines del palacio de la Moncloa. La esposa del presidente del Gobierno, en un ambiente distendido y cordial, habló de sus planes para los días que 2002-07-06,vacaciones, al igual que hicieron el pasado año, y también de los preparativos para el 2002-07-08,aznar de su hija, Ana, y Alejandro Agag.

Vacaciones en familia
Toda la familia Aznar, a excepción de José María, el hijo mayor, se reunirá en la finca de la localidad de Ferrerías que han escogido para disfrutar de sus vacaciones. Ana Botella explicó que debido a sus compromisos profesionales, su hijo, que trabaja en Nueva York, no podrá estar en España hasta los días previos a la boda de Ana.

Entre sonrisas, Ana Botella recordó como su hija, de 21 años, le había comunicado su decisión de contraer matrimonio. Al parecer la joven tenía pensado estudiar el próximo curso, está cursando Psicología, fuera de España y primero le dijo a su madre que ya no deseaba seguir con estos planes. Al día siguiente, mientras estaban esquiando en Baqueira Beret, le comentó que se quería casar, "Luego, - afirmó Ana Botella- me tocó a mí decírselo a José María".

Todo a punto para la boda de Ana
Cuando sólo falta poco más de un mes para el enlace -será el 5 de septiembre en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial-, Ana Botella asegura que todos los preparativos ya están listos y que incluso han comenzado a llegar las primeras confirmaciones de asistencia. Madre e hija han contado también con la ayuda de Soledad Longo, madre de Alejandro Agag, para la organización de todos los detalles. Tal y como ya se había publicado, la finca en la que se celebrará el banquete será Los Arcos y José Luis servirá el banquete nupcial en el que no habrá tarta.

Más sobre

Regístrate para comentar